SESIÓN CON INSTRUCTORA DE TAI CHI

Mi trabajo fotográfico habitual suele girar en trono a la gastronomía; las fotografías de mi última sesión también hablan de alimentación: de alimentar cuerpo y espíritu.

Los movimientos felinos y silenciosos de Carmina, nuestra modelo e instructora de Tai Chi, me indujeron a buscar unas tonalidades ligeras, casi vaporosas, con la pretensión de que no hubiese elemento alguno que rompiera su trabajado equilibrio.

Creo que sus propias palabras reflejan bastante mejor las sensaciones que sobrevolaban en el estudio fotográfico: “El equilibrio es algo que se va logrando con el taichi. Sin embargo, creo que es un concepto que no siempre se tiene claro. Equilibrar es disminuir aquello que te sobra e incrementar lo que te falta pero también hay que aprender cuál es el momento adecuado para aumentar o reducir y cuánto hemos de añadir o aminorar para que todo actúe en perfecto equilibrio.
El taichi te va enseñando eso, desde lo más básico a lo más avanzado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 14 =

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?